Pide tu primera cita gratis AQUÍ

NOTICIA

Blanqueamiento dental más efectivo

06 / 09 / 2018

tipos de blanqueamiento dental

La boca es uno de los aspectos en los que más nos fijamos cuando conocemos a una persona, así como cuando nos miramos al espejo, y es que una sonrisa bonita es una importante carta de presentación.

Con el paso del tiempo, el color de nuestros dientes puede tender a oscurecerse, perdiendo su blanco original. Esto puede ser la causa de varios y diferentes factores, tales como la ingesta de alimentos o bebidas que tiñan los dientes –como el café, el té o el vino tinto–, el consumo de algún tipo de fármaco que tenga ésto como un efecto secundario, o tener hábitos que también provoquen este efecto en nuestros dientes, como el de fumar.

Por ese motivo, son muchas las personas que deciden realizarse un blanqueamiento dental para conseguir recuperar el blanco original de su dentadura. Otras personas, en cambio, no lo hacen por tener numerosas dudas acerca del proceso de blanqueamiento, o del resultado del mismo. En nuestra clínica dental de Madrid te aclararemos cualquier tipo de duda al respecto, pero, mientras tanto, te damos toda la información necesaria sobre un blanqueamiento dental:

¿Qué es un blanqueamiento dental?

Un blanqueamiento dental es un tratamiento que, tal y como indica su nombre, consigue blanquear los dientes hasta en cuatro tonos. Por tanto, su objetivo es eliminar las manchas exteriores de los dientes, es decir, del esmalte, pero sin dañarlo.

En el esmalte dental, hay millones de poros microscópicos que permiten el paso de compuestos orgánicos con el paso del tiempo, que terminan penetrando en la dentina del diente y provocan ese proceso de decoloración de los dientes. En cualquier caso, la higiene completa de los dientes es esencial para mantener la salud bucodental, así como el color de nuestros dientes. Si la limpieza de nuestros dientes no es diaria y realizada de manera correcta, el tono de nuestros dientes puede empeorar, llegando incluso a aparecer manchas que puedan ser imposibles de eliminar.

Para realizar este tratamiento, existen diferentes métodos de blanqueamiento dental, siendo unos más efectivos en algunos casos, o incluso más cómodos para el paciente. El objetivo de la clínica dental siempre debe ser dar un tratamiento personalizado para conseguir el efecto deseado sin dañar en ningún caso ni la dentina ni los nervios de los dientes.

Un blanqueamiento dental consiste en la aplicación de agentes blanqueadores sobre los dientes, siendo los más conocidos el peróxido de hidrógeno o peróxido de carbamida, en concentraciones específicas para conseguir el efecto deseado de manera que no se dañe el diente. Este compuesto hace que el oxígeno penetre llegue a la dentina a través de los poros del esmalte, que provoca que los compuestos orgánicos anteriormente mencionados se descompongan en partículas que reflejan mejor la luz, y, en consecuencia, consiguen aclarar el tono del diente. El efecto secundario más notable de este tratamiento es el aumento de la sensibilidad de los dientes, sobre todo a la sensación del frío, que dura lo que dura el propio tratamiento, por lo que al finalizarlo, este efecto debería desaparecer.

Blanqueamiento dental en clínica o de fotoactivación

Un tratamiento de blanqueamiento dental por fotoactivación o luz fría se debe realizar en la consulta de la clínica dental.

En este caso, el tratamiento suele durar unos 45 minutos, y siempre debe realizarse en la consulta por un dentista profesional, ya que es totalmente imprescindible que se aíslen los tejidos blandos de la boca antes de comenzar el tratamiento. Este tipo de blanqueamiento consiste en la activación del gel blanqueador, compuesto por peróxido de hidrógeno, mediante una fuente de luz fría (LED), que consigue aclarar los tejidos internos del diente –lo que llamamos dentina–, sin que sufran ningún daño o alteración.

Por supuesto, durante el tratamiento tanto los ojos del dentista como los del paciente deben estar protegidos con unas gafas especiales por seguridad.

Blanqueamiento dental en casa

También existe una opción de tratamiento de blanqueamiento dental a realizar en casa, pero siempre supervisado por un dentista.

Este tratamiento consiste en blanquear los dientes mediante el uso de férulas a medida, en las cuales esparcimos un gel activador del blanqueado o blanqueador que nos proporcionan también en la clínica dental. Siempre, y repetimos, siempre, debemos seguir las instrucciones de nuestro dentista para lograr finalizar el tratamiento de manera efectiva y, sobre todo, segura. Las férulas nos las colocaremos en los dientes durante el tiempo especificado por nuestro dentista, y nunca ni un minuto más, ya que esto puede provocar daños en nuestros dientes y/o sensibilidad aguda que pueda prolongarse en el tiempo.

Blanqueamiento dental mixto

Para conseguir un efecto más visible, puede darse el caso en el que se combinen los dos anteriores métodos de blanqueamiento. Al hacerlo, pueden potenciarse los resultados y conseguir un blanqueamiento más efectivo y duradero, siempre y cuando sigamos las instrucciones que nos haya dado nuestro especialista.

 

Siempre que realicemos un tratamiento de blanqueamiento dental, debemos seguir todos los consejos y pautas que nos de nuestro dentista para que el tratamiento sea efectivo. Por ejemplo, es recomendable no ingerir alimentos o bebidas con gran cantidad de pigmentos durante y después del tratamiento, ya que el esmalte está mucho más sensible y puede sufrir decoloración. Del mismo modo, tampoco es recomendable fumar durante y después del tratamiento, al menos durante unas 9 horas.

Si, finalmente, quieres realizar un tratamiento de blanqueamiento dental en Madrid, te esperamos en nuestra clínica para analizar tu caso y proponerte un tratamiento totalmente personalizado, adaptado y seguro para conseguir los mejores resultados en el menor tiempo posible.

Volver