Pide tu primera cita gratis AQUÍ

NOTICIA

¿Cómo superar el miedo al dentista?

11 / 12 / 2018

La odontofobia es una fobia más común de lo que la mayoría piensa, hasta el punto de ser reconocida como tal por la (Organización Mundial de la Salud). Un 15% de la población del primer mundo tiene pánico a enfrentarse cara a cara con el dentista. Y no solo eso, aunque no sea miedo, el resto de la población siente algún tipo de malestar o ansiedad cada vez que se sienta en el sillón y se “enfrenta” al dentista.

¿Qué es lo que genera este miedo cada vez que vamos al dentista? El motivo principal son los pinchazos de la anestesia en la mayoría de casos reforzado por malas experiencias anteriores cuando somos niños; en otros, la postura incómoda, manteniendo la boca abierta mientras se introducen todo tipo de aparatos.

Muchos de los que tienen miedo al dentista son personas que han tenido malas experiencias o no han recibido el tratamiento adecuado por parte de sus dentistas. Esto es así porque los métodos y aparatos que utilizaban los dentistas para realizar sus tareas no eran satisfactorios y provocaban dolor. Pero, en muchas ocasiones no hace falta una experiencia traumática previa para tener miedo al dentista. En ocasiones son los padres los que, con su propio miedo, contagian a sus hijos involuntariamente.

Cómo superar el miedo al dentista

La mejor manera de evitar y superar este temor al dentista es la prevención, realizando visitas periódicas que eviten tener problemas que requieran tratamientos complejos y, por tanto, más molestos. El primer paso para superar ese miedo al dentista tiene lugar antes de ir a la clínica.

Algunos consejos son:

  • Identificar la razón del miedo.

  • Información. Ir a una clínica dental y solicitar información puede ayudar a resolver dudas y reducir temores, además de conocer el lugar al que vamos a ir y ver la tranquilidad del resto de pacientes al terminar su consulta.

  • Buscar un dentista o una clínica de confianza. Incluso se puede visitar la propia clínica antes de pedir la cita para ver si nos inspira confianza. Puedes, incluso, pedirle a la recepcionista que te presente al odontólogo. Ambos saben que existe esta fobia y, por tanto, te entenderán.

  • Pedir hora. Si la pides temprano tendrás menos tiempo para cambiar de idea.

  • Ir acompañados. Una buena compañía refuerza la decisión de ir al dentista y nos hace estar distraídos mientras esperamos para entrar en la consulta. En el caso de que nadie pueda acompañarnos, lo mejor es tratar de distraernos con un libro, una revista o escuchando música.

miedo al dentista

Si después de la primera visita al dentista aún perdura el miedo, no te preocupes, es normal, especialmente si acudimos por un problema que necesite un tratamiento con más visitas. A partir de aquí es muy importante informarnos pensando siempre en el beneficio que vamos a obtener con el tratamiento. Una buena salud bucodental nos garantiza menos problemas a medio y largo plazo y, por qué no, menos visitas a nuestro dentista (salvo las que, insistimos, hay que realizar periódicamente para revisiones y limpieza dental).

Esperamos que estos consejos os ayuden a todos los que tengáis miedo al dentista. Nuestro equipo médico está formado por especialistas que harán que tu visita sea lo más agradable posible, a través de un trato familiar y cercano.

 

¡Ven y conoce nuestra Clínica Implanta Dental en Calle de Carranza, 21, Madrid!

Volver