Cerramos nuestra clínica del 1 al 25 de agosto. Pide tu cita gratis aquí.

NOTICIA

trismus dental

El Trismus dental, ¿qué es y qué síntomas tiene?

¿Por qué no puedo abrir la boca?

Normalmente la apertura normal de la boca es de “tres dedos” o de 40 a 50 mm (desde el borde de los dientes frontales inferiores hasta el de los dientes frontales superiores).

Cuando la apertura normal de la mandíbula se ve disminuida a “un dedo” o en su totalidad, nos encontramos con una afección denominada como trismo o trismus dental.

 

¿Qué es el trismus dental?

Actualmente el término trismus o trismo se refiere al síntoma que se caracteriza por la reducción en la apertura de los maxilares causada por el espasmo de los músculos de la masticación. También puede referirse en general a todas las formas de limitación o dificultad para abrir la boca.

La mayoría de casos suele tener carácter temporal y comúnmente se asocia como un efecto de infección por Tétanos, aunque también puede estar provocado por otras muchas causas.

 

Síntomas del trismus dental

El síntoma principal del trismus dental es la incapacidad total o parcial para abrir la boca. Muchos de los pacientes que acuden a consulta con esta sintomatología se refieren a ella como la sensación de “mandíbula trabada”.

El dolor al abrir la mandíbula repercute en muchos casos en problemas de caries o mal aliento por complicaciones en la higiene bucal o de nutrición por las dificultades y el dolor al masticar.

Algunos síntomas de trismus son:

  • Rigidez y dolor de mandíbula
  • Dificultad para abrir la boca
  • Dificultad para hablar
  • Dolor al masticar
  • Disfagia o dificultad para tragar

Para un primer diagnóstico muchos especialistas recomiendan realizar la conocida prueba de los tres dedos. El paciente debe ser capaz de abrir la cavidad bucal e introducir 3 dedos entre los incisivos superiores e inferiores. En los casos en los que se presenta dificultad para realizar esta tarea se entiende que existe una merma en la capacidad para abrir la boca.

 

Causas del trismus dental

Existen variadas causas por las que se puede presentar anomalías en la movilidad de la articulación mandibular. Aquí os detallamos las más importantes:

Procesos infecciosos. La Otitis y el Tétanos son los procesos infecciosos que con mayor frecuencia provocan contracciones de los músculos faciales.

Bruxismo. Las sobrecargas en la articulación temporomandibular –ATM- a causa del bruxismo suele referir en dolor intenso al abrir la boca. Las situaciones de estrés provocan, en muchos casos, la acción de apretar fuertemente la mandíbula o rechinar los dientes.

Procedimientos quirúrgicos. En algunas cirugías en las que el paciente ha permanecido con la boca abierta durante mucho tiempo. En ocasiones puede presentarse en extracciones de la muela del juicio.

Enfermedades autoinmunes como la Artritis reumatoide o Lupus y enfermedades neurológicas como el Párkinson.

Traumatismo. Debido a un fuerte golpe que afecte a la zona facial.

Terapias con medicamentos. Algunos medicamentos contienen componentes que pueden conducir al desarrollo de trismus. Si refieres algunos de los síntomas descritos, no olvides comunicarle a tu dentista que estás bajo algún tratamiento médico.

 

¿Cuánto dura el trismus dental?

En gran parte de los casos el trismo suele presentarse de forma temporal, aunque la duración variará en función de la causa que lo origina. Por ejemplo, el trismo causado por la extracción de la muela del juicio remitirá con mayor rapidez que la causada por una enfermedad autoinmune.

Consulta al especialista para determinar la causa que lo origina y así obtener el tratamiento más adecuado.

 

Tratamientos para el trismus dental

Dependerá siempre de su causa y, por lo general, debe implementarse lo antes posible para evitar que la afección empeore.

En los casos con un dolor o disfunción más leves se puede manejar con analgésicos y terapia de calor hasta programar una visita al especialista. El uso de analgésicos narcóticos para dolores más intensos y en fases agudas siempre que el médico lo prescriba.

Los masajes antiinflamatorios en la zona, así como, masticar chicle sin azúcar una vez finalizada la fase aguda, es otra forma de proporcionar mayor movilidad y apertura en la articulación mandibular.

 

Volver