Cerramos nuestra clínica del 1 al 25 de agosto. Pide tu cita gratis aquí.

NOTICIA

primer-plano-de-mujer-joven-ensenando-los-dientes-y-la-lengua

Hábitos que no sabías que perjudicaban la salud dental

La higiene bucal juega un papel mucho más importante del que se cree en la salud. Enfermedades cardiacas, endocarditis e incluso hemorragias cerebrales se puede producir debido a una mala salud dental. Son muchas las causas que pueden llevar a tener una mala salud bucal, entre ellas se encuentran muchos de los hábitos que repetimos de forma cotidiana y que pensamos, erróneamente,  que no afectan. 

Mantener una correcta rutina en la higiene dental es más que cepillarse los dientes, supone tener cuidado con algunos de los hábitos que realizamos sin darnos cuenta y que pueden provocarnos dolencias inesperadas.

 

Malos hábitos en la salud dental

Morderse las uñas: es uno de las rutinas más comunes a cualquier edad. Además del propio debilitamiento de las uñas, provoca la entrada de bacterias al organismo y es uno de los motivos de la aparición del bruxismo (tendencia involuntaria a apretar los dientes). Si quieres saber más sobre este hábito, puedes hacerlo en este post que ya publicamos. 

Fumar: Ni que decir tiene que este es, sin duda, el peor de todos los hábitos. De sobra es conocido los efectos tan perjudiciales que tiene sobre la saludo en general, pero en este caso más concreto, la adicción al tabaco puede provocar graves enfermedades en la encías, además de oscurecer el esmalte y machar los dientes. 

 

Beber bebidas carbonatadas: Esta práctica es una de las más frecuentes y que más afectan a la salud bucodental produciendo caries y dañando el esmalte de los dientes. Lo ideal sería reducir su consumo casi a cero. 

 

Abrir o cortar cosas con los dientes: Todos en algún momento hemos cortado un trozo de celo con la boca o abierto alguna bolsa utilizando los dientes. Pues bien, ya es hora de dejar de hacerlo, porque esos gestos aparentemente insignificantes, pueden fracturar los dientes.

 

 

Morder lapiceros o bolígrafos: Suele hacerse en períodos de estrés y se termina convirtiendo en una mala costumbre que, además de descascarillar los dientes, es un foco de bacterias que introduces en tu boca. 

 

 

Cepillar los dientes con movimientos horizontales: Este es un error muy común pero la forma correcta es cepillar los dientes de arriba abajo para evitar desgastar el esmalte de los dientes.

 

 

Si tienes alguno de estos hábitos es muy posible que antes o después tengas algún tipo de problema en tu salud dental. Si notas algún síntoma o, simplemente, quieres saber en qué estado se encuentra tu boca, en Dental Implanta, situada en Madrid Centro, te hacemos una primera consulta gratuita. 

 

Volver