Pide tu primera cita gratis AQUÍ

NOTICIA

Implante dental con osteoporosis: ¿es recomendable?

21 / 03 / 2019

Implante Dental Osteoporosis

Un problema muy frecuente es el de los pacientes con enfermedades o problemas varios que afectan a la dentadura o pueden provocar la pérdida de piezas dentales.

Ejemplo diáfano de este problema sería la osteoporosis: se trata de una enfermedad ósea en que se disminuye la densidad de la masa de los huesos, y estos se vuelven más porosos, débiles y frágiles, por lo que pueden romperse con mucha mayor facilidad.

Es habitual que las personas con menor densidad mineral de los huesos tiendan a perder dientes o sufrir enfermedades periodontales (como por ejemplo la gingivitis), por lo que la osteoporosis se convierte en un serio reto para quienes aspiran a resolver sus problemas dentales.

 

 

Existen varios signos indicadores de síntomas de osteoporosis que pueden apreciarse en la dentadura. Pueden resumirse y enumerarse así:

  • Pérdidas de piezas dentarias.
  • Enfermedades periodontales.
  • La dentadura postiza flojea o se encuentran dificultades para colocarla: al perder masa ósea, los pacientes de osteoporosis hallan serios contratiempos para poder ponerse la prótesis dental.
  • En la zona de los dientes y de la mandíbula, la masa dentaria disminuye considerablemente. Para detectar etapas tempranas de esta dolencia ósea que es la osteoporosis, lo aconsejable es cotejar la radiografía del presente año en que se hace la radiografía, con la del año previo.

Los médicos suelen prescribir diversas recomendaciones para prevenir esta dolencia, que se da sobre todo en personas mayores: dietas con abundante calcio y vitamina D, disminuir las cantidades de alcohol y cafeína consumidas, hacer ejercicio para fortalecer los huesos y músculos, y abandonar el tabaco.

 

Sea como fuere, para los enfermos aquejados de esta enfermedad ósea, existen alternativas y opciones con que combatir sus síntomas. Una de ellas son precisamente los implantes dentales.

 

La osteoporosis no causa la pérdida de los implantes dentales

El implante dental con osteoporosis es altamente recomendable bajo determinadas condiciones. Es necesario que el especialista dental ponga un especial cuidado y una especial dedicación con el paciente osteoporótico, sobre todo con aquel que lleva tiempo tomando bifosfonatos, que son los fármacos comúnmente prescritos por el facultativo para combatir las pérdidas Este en concreto es un supuesto en que se debe restringir las intervenciones quirúrgicas.

A la hora de aplicar un implante dental al paciente osteoporótico, es fundamental valorar previamente las siguientes circunstancias:

  • Cuánto tiempo ha venido padeciendo la enfermedad el paciente.
  • Cuánto tiempo lleva el paciente tomando bifosfonatos (sea por vía oral o intravenosa).
  • Qué hábitos tiene el paciente en su vida diaria, puesto que algunos de ellos pueden afectar muy negativamente a los implantes dentales.

 

Los implantes dentales osteointegrados: la solución perfecta

Los especialistas coinciden de manera absolutamente unánime en que lo recomendable para el paciente con osteoporosis son los implantes dentales integrados en el hueso, es decir: los llamados implantes osteointegrados. Estos constituyen la mejor solución para el implante dental con osteoporosis.

 

¿Cuál es el procedimiento de integración del implante dental osteointegrado?

Para realizar este tipo de implantes, ha de contarse con unos materiales adecuados: el titanio es la opción más aventajada y la preferida por los especialistas. Además, previamente ha de realizarse una radiografía para valorar el tamaño y características de cada implante, ya que estos han de adaptarse y personalizarse de acuerdo con las concretas circunstancias y estructura dental y ósea de cada paciente.

Los implantes son colocados meticulosamente en los dientes en el transcurso de la intervención quirúrgica. Tras un periodo de tiempo de unos meses, el hueso comienza a crecer en torno a los implantes, con lo que se crea una firme sujeción biológica del mismo.

Han de tomarse las precauciones necesarias a la hora de intervenir quirúrgicamente cuando el paciente padece determinadas dolencias y complicaciones sobreañadidas: diabetes, alergias o intolerancias a fármacos, problemas de coagulación sanguínea, dolencias cardiopulmonares o de los riñones, marcapasos, etc. Son las cautelas habituales a la hora de practicar cirugía, así que no suponen mayores problemas si se adoptan adecuadamente.

Las personas con osteoporosis también pueden restaurar su dentadura sin temores. El implante dental osteointegrado es la solución que puede ayudarles.

Volver