Cerramos nuestra clínica del 1 al 25 de agosto. Pide tu cita gratis aquí.

NOTICIA

implante dental

La necesidad de los implantes dentales

Muchas personas al oír las palabras “implantes dentales” se asustan, pero son elementos artificiales que sustituyen la raíz de un diente y ayudan en la rehabilitación de una boca, generalmente en mal estado.

Años atrás se colocaban dientes removibles o puentes de porcelana que podían ser fijos o extraíbles, pero ahora, los implantes dentales constituyen un tratamiento menos agresivo ya que no hay necesidad de tocar los dientes que están sanos.

Actualmente los implantes dentales son necesarios, ya que sustituyen al diente natural y están realizados con materiales como el titanio o el circonio que son compatibles con el hueso original tras un proceso de osteointegración en la que ambas piezas quedan fundidas.

El proceso es laborioso y muy trabajado por parte del dentista. Lo primero es el implante en sí, tras esto va un tornillo que se inserta en el hueso y donde va la prótesis.

El dentista tiene que tratar de conservar el mayor número posible de piezas originales y, solo en caso de que sea irremediable, habría que colocar un diente artificial. Cuando esto sucede y en el caso de que el hueso donde se coloca el tornillo no sea lo suficientemente fuerte, el dentista realizará injertos de hueso artificial con membrana o se utiliza una cresta iliaca o del mentón del propio paciente.

En cuanto a los posibles efectos secundarios que un implante puede suponer en nuestra boca, no son muchos, pero los más importantes son el tabaquismo, la poca higuiene dental, cardiopatías o tratamientos agresivos de anticoagulación. Tras la intervención tan solo un 1% de los pacientes experimenta una infección derivada del implante. La osteointegración puede durar de dos a tres meses aunque el proceso completo puede llegar hasta los cuatro.

Una vez que se ha concluido con la fase del dentista, es el paciente el que ha de acostumbrarse a la nueva sensación, muy diferente en los primeros días o semanas. Se pasa por las fases de no tener diente, tener un implante y por ultimo un nuevo diente definitivo.

Este nuevo diente ha de ser definitivo y para toda la vida, pero no por ello hemos de descuidar la higiene. Se convertirá en un diente más, por lo que la encía puede sufrir del mismo modo una infección, pero en este caso su curación, además de dolor físico, tiene un elevado coste económico.

En nuestra clínica, Dental Implanta, situada en Madrid Centro, contamos con un equipo de profesionales en implantes dentales que te asesorarán de la mejor forma tras un estudio previo de tu caso. 

Volver