Pide tu primera cita gratis AQUÍ

NOTICIA

La Quelitis Angular o Boqueras. ¿Cuál es el mejor tratamiento?

18 / 10 / 2018

quelitis angular o boquera

Quizá no te suene demasiado su nombre técnico pero es una lesión muy común y conocida por todos.

La boquera o Quelitis angular es la inflamación o herida que se presenta en la comisura de los labios y que provocan dolor y escozor.

En este artículo te explicaremos en qué consisten y cuáles son los mejores tratamientos.

 

¿Qué son las boqueras o quelitis angular?

Nos referimos a quelitis angular a esas heridas que se producen en las comisuras de los labios. Suelen ser inflamaciones doloras o grietas que provocan dolor y escozor en la zona.

Las Boqueras pueden ser de carácter unilateral -sólo en una comisura o en un lado de la boca- o bilaterales cuando se manifiestan a ambos lados. Los niños y ancianos suelen ser los que más presentan este tipo de afección.

¿Cuáles son los síntomas?

El primer síntoma de la boquera se manifiesta con un enrojecimiento en la zona y una ligera descamación en las comisuras.

Posteriormente suelen presentar cierta descamación y erosión y estar recubiertas de una membrana de color blanco y amarillo.

Las fisuras provocan dolor y tirantez al abrir la boca o con la ingesta de determinados alimentos ácidos y existe una sensación de tirantez constante. En algunos casos más extremos se puede producir sangrado.

 

¿Cuáles son las causas de las boqueras o quelitis angular?

Una de las causas de la boquera suele ser la acumulación de saliva en la comisura de la boca. La aparición de fisuras suele provocar la contaminación de la herida por hongos o bacterias y en muchos casos suele tener carácter crónico manifestándose a través de brotes.

Existen múltiples factores que pueden desencadenar la aparición de quelitis y aunque su aparición se relaciona con un factor local, algunos de ellos están ligados entre sí.

Aquí os dejamos las principales causas de la aparición de boqueras:

  • Uso de prótesis dentales con un mal ajuste a la boca.
  • Acumulación de saliva en las comisuras de la boca.  Suele ser muy habitual en niños durante la etapa de dentición y en ancianos debido a la aparición de arrugas en la zona. En este caso se presenta una acumulación de hongos (candida albicans) y bacterias (estreptococo y estafilococo).

Existen otras causas que no tienen un origen local y se debe a factores más de carácter general, tales como:

  • Algún tipo de alergias por contacto. Productos de belleza, cremas o cualquier elemento que provoque una reacción alérgica en la zona.
  • Enfermos de VIH (virus de la inmunodeficiencia humana) o diabéticos
  • Falta de vitaminas A, B o C, falta de hierro o Zinc

 

Tratamiento para las boqueras o quelitis angular

Para curar la quelitis angular es necesario conocer su causa para abordar el tratamiento más adecuado.

  • En los pacientes en que la aparición de la afección está ligada al uso de prótesis dentales sería recomendable la visita al odontólogo para que la revise y ajuste a la medida de la boca.
  • Cuando está relacionada con algún déficit nutricional habría que considerar cambios en la alimentación o recetar algún complejo vitamínico.
  • En los cuadros infecciosos la boquera deberá ser tratada con pomadas antibióticas o antifúngicas.

Existen una serie de pautas importantes una vez que se presenta la boquera que aceleran el proceso de curación tales como:

  • No abras la boca demasiado y hazlo de manera moderada para que las grietas vayan cicatrizando poco a poco.
  • Evita el consumo de alimentos picantes, muy ácidos o calientes ya que provocan muchas molestias y dificultan la curación de las boqueras.
  • No te rasques la lesión y evita el uso de cosméticos en la zona.

 

Es importante tener en cuenta en que los casos en que la boquera esté causada por un proceso infeccioso existe el riesgo de contagio, por tanto lo más recomendable durante el proceso es evitar usar cubiertos compartidos, usar el mismo vaso o besar a otra persona.

Son muchas las causas que provocan quelitis y suelen ser muy molestas, pero con unas básicas medidas higiénicas y locales remiten fácilmente. En los casos en que la lesión persiste en el tiempo, lo más recomendable es visitar un especialista para que valore tu caso.

Volver