Pide tu primera cita gratis AQUÍ

NOTICIA

Por qué no cepillarte los dientes justo después de comer.

24 / 01 / 2018

cepillarte los dientes

La higiene dental es muy importante para mantener una buena salud dental. La limpieza dental es una tarea cotidiana que debe aprenderse desde que somos pequeños y adquirirla como hábito en nuestra rutina diaria.

¿Sabes cuánto tiempo deberías esperar para cepillarte los dientes después de cada comida?

Según muchos expertos en odontología, y también es un hábito que recomendamos desde nuestra clínica Implantadental, debemos esperar unos treinta minutos aproximadamente antes de cepillarnos los dientes. Aun que siempre se ha dicho que lo correcto es limpiar los dientes justo después de comer, lo cierto es que después de la comida el esmalte de los dientes necesita un tiempo para recuperarse. También es muy importante que nuestra boca recupere la saliva, que es capaz de luchar contra los ácidos de la boca. 

En vez de lavarnos los dientes, lo mejor que podemos hacer tras una comida es enjuagar la  boca con agua, que hará que los niveles de pH se situen dentro de la normalidad. Es preferible que tengamos en el trabajo un bote de enjuague bucal antibacteriano que un cepillo. Tras las comidas podemos hacer una limpieza para prevenir que la placa se acidifique, una costumbre mucho más saludable que la de cepillarse después de comer. 

Consejos para mantener unos dientes limpios

- Elegir un cepillo de dientes. Este no debe ser excesivamente duro ya que se pueden dañar el esmalte, las cerdas perpendiculares se desgastan más rápidamente por lo que puede que no cumplan su función.

- Tiempo del cepillado. La duración no debe ser inferior a 3 minutos, sujetar el cepillo con firmeza pero sin provocar daño en las encías. El sangrado habitual al lavar los dientes es síntoma de acumulación de sarro o gingivitis. 

- Debemos barrer los dientes, no fregarlos. A la hora de lavarnos los dientes nuestro objetivo debe ser eliminar los restos de comida y los microbios, no extenderlos por la boca. La manera correcta de cepillarse los dientes es de arriba a abajo, no de derecha izquierda, pues de esta forma no corremos el riesgo de llevar la porquería debajo de la encía, lo que genera sarro y gingivitis. Además, no debemos olvidarnos de limpiar los dientes por delante y por detrás, así como los espacios entre estos y la lengua. Es más importante limpiarse bien que estar tres minutos llevando el cepillo de un lado a otro.

- La pasta de dientes. Utilizar mucha pasta de dientes no garantiza una mejor limpieza y tampoco hay que quedarse corto. Si añadimos demasiada pasta suele producirse demasiada espuma que puede dificultar que se realice una limpieza correcta.

- La saliva. Beber agua nos ayudará a generar saliva. Esta es una aliada para la prevención de caries y sarro. Además ayuda a reducir el nivel de ácido que desgasta los dientes.

- Lavarnos siempre los dientes antes de ir a la cama. Cepillarse los dientes antes de acostarnos es básico para mantener una correcta higiene bucal, pues es el momento del día en el que el lavado es más necesario. Por la noche salivamos menos y las sustancias cariogénicas campan a sus anchas por nuestra dentadura, por ello es imprescindible que las eliminemos por completo antes de ir a la cama. 

 

Volver