Pide tu primera cita gratis AQUÍ

NOTICIA

¿Por qué perdemos el blanco de nuestros dientes?

14 / 09 / 2017

Dentadura antes del blanqueamiento y después.

La mayor parte de la gente que acude a consultas odontológicas, se preocupan cada vez más, no solo por su salud bucodental, sino también por el aspecto de sus dientes, que o bien se degradan por el paso de tiempo o por el consumo de ciertos productos.

Y es que, tener los dientes blancos se ha convertido en una necesidad no solo estética, sino también psicológica, debido a que no todas las personas tienen los dientes blancos de manera natural.

¿Cuál es el motivo?

  • Causas genéticas.

El color de los dientes depende de cada persona, hay un condicionante genético importante que define la coloración de nuestros dientes desde que nacemos. Se hereda de padres a hijos.

 

  • Lo que comes y bebes.

Algunos alimentos y bebidas tienen pigmentos que pueden filtrarse entre los poros de nuestros dientes o, tal y como los llaman los dentistas, en los “canalículos dentarios” de la dentina (tejido intermedio del diente).

Algunos, como el café o el té negro, son más conocidos, y el té verde que  también contiene pigmentación que puede amarillear tus dientes, además de otras bebidas como el vino tinto o los refrescos de cola.

Lo mismo sucede con los alimentos que contienen carotenos (un pigmento natural antioxidante), como las zanahorias, el tomate o las espinacas.

 

  • Medicamentos y tratamientos.

Algunos tipos de antibióticos, como la tetracilina, pueden provocar una alteración durante la formación del diente, haciendo que este nazca con un color pardo estriado. Otros productos que hacen que los dientes se vuelvan amarillentos son, según el especialista, los colutorios dentales (enjuages bucales).

Otros productos que hacen que los dientes se vuelvan amarillentos son, según el especialista, los colutorios dentales (enjuages bucales).

 

  • El paso del tiempo y el cuidado.

A medida que envejecemos, los dientes se vuelven amarillos y es que, es normal que con la edad los dientes amarilleen, pues desde que nacemos hasta que morimos los sometemos a una serie de condicionantes que provocan cambios en ellos.

No podemos frenar el paso del tiempo, pero sí podemos poner cuidado en la limpieza de nuestros dientes, además de evitar consumir en exceso ciertos alimentos o bebidas (y, por supuesto, el tabaco).

¿Qué hacer?

  • Cuidar nuestra dentadura, la higiene dental influye muchísimo.
  • Acudir al dentista y ver qué se puede hacer para blanquearlos y, sobre todo, descartar alguna patología previa.

¿Blanqueamiento mejor opción?

El blanqueamiento es una opción, siempre que no se esté a gusto con el color de los dientes, pero en la actualidad hay un nuevo fenómeno que es la “Blancorexia” u “obsesión por los dientes blancos”, queriendo conseguir un tono de blanco en los dientes, que no existe en la naturaleza.

Hay un cambio en la percepción de lo que es natural y lo que es artificial, y al final lo más importante es mantener buenas rutinas de limpieza e higiene y seguir los consejos de los profesionales. 

Volver