NOTICIA

Obtienen cerámicas biológicas útiles en odontología a partir de dientes de tiburón

Domingo, 17 de Mayo del 2015

Dientes de tiburón y odontología

Investigadores del Área de Biomateriales, ingeniería de tejidos y medicina regenerativa del proyecto BIOCAPS logran obtener cerámicas biológicas de dientes de tiburón con aplicaciones testadas en la regeneración de tejido óseo en los ámbitos de la traumatología y la odontología. Estos nuevos implantes, que según los científicos españoles podrían estar en el mercado en un breve plazo de tiempo, ampliarán el abanico de los materiales de uso biomédico, al tiempo que suponen una solución innovadora de aprovechamiento de recursos marinos.

El logro se ha producido en el marco del proyecto europeo MARMED, recién finalizado, que ha permitido a grupos de diez organismos de investigación trabajar de manera coordinada durante tres años para crear nuevas vías de valorización de  subproductos y descartes marinos para el diseño y obtención de biopolímeros y biocerámicas de nueva generación.

“El proyecto  MARMED nos ha permitido realizar estudios de casos reales en colaboración con la industria para la generación de productos biomédicos con un alto valor añadido a partir de subproductos marinos procedentes de empresas del sector”, explica Julia Serra, una de las investigadoras del grupo de Nuevos Materiales de la Universidad de Vigo e integrada en BIOCAPS.

Los investigadores del Instituto de Investigación Biomédica (IBI), responsables de este hallazgo, obtuvieron cerámicas biológicas tipo apatitas a partir de descartes de dientes de tiburón tintorera y marrajo. Los materiales de tipo fosfato cálcico y, en particular, las hidroxiapatitas, son los más demandados en ingeniería de tejidos para reparar, reemplazar o regenerar defectos óseos tanto en cirugía ortopédica como maxilofacial. Sin embargo, este se ha visto en entredicho por la confirmación del riesgo de transmisión de la conocida como la enfermedad de las vacas locas.

Esto le otorga un valor especial a la alternativa planteada por los investigadores de BIOCAPS, que sortean estos riesgos proponiendo fuentes de origen marino para obtener estos biomateriales.

El proceso de obtención de las biocerámicas a partir del diente de tiburón comienza con el lavado y secado, continúa con la molienda y termina con la pirolización (tratamiento a muy altas temperaturas para eliminar cualquier resto orgánico). El resultado es un granulado inorgánico que se tamiza en diferentes tamaños según la aplicación requerida y que ha sido testado en ensayos in vitro e in vivo. Estos ensayos han registrado muy buenos resultados y han demostrado la ausencia de toxicidad.

Volver