NOTICIA

Las caries y la hipersensibilidad aumentan en verano

Miercoles, 24 de Agosto del 2016

 caries y la hipersensibilidad

Durante el verano, el buen tiempo, el sol, la playa, las piscinas…todo son buenas intenciones cuando llega esta época del año, muchos planes, mucha actividad, pero no hemos de olvidar que nuestra higiene bucal ha de mantenerse.

Algo que según nos advierten desde el Colegio Oficial de Dentistas en Baleares, no sucede como debería.

La higiene de nuestra boca no es baladí. Con la llegada del buen tiempo son muchas las personas que desatienden estos cuidados, lo que termina provocando un aumento en el número de caries y un incremento en los casos de hipersensibilidad dental.

Y ciertamente las razones son muy elocuentes y además lógicas. Las modificaciones en nuestra rutina diaria como viajes, comidas más frecuentes fuera de casa o del trabajo, noches más largas donde se suelen consumir bebidas…todo ello conlleva menor constancia en el cuidado de nuestra dentadura. Todo ello se revela en un comunicado de la entidad colegial donde además recuerdan que la falta de cepillado causa acumulación de placa y finalmente deriva en la aparición de caries.

Por si no fueran pocos los motivos, aquí van otros tantos. Con la llegada del calor aumenta el consumo de bebidas frías y refrescos que junto con los helados, son alimentos con propiedades que ayudan a que aparezcan otro tipo de patologías. También hay que tener cuidado con los refrescos azucarados, bebidas isotónicas, cerveza y el vino, ya que tienen un ácido dañino para el esmalte que desmineraliza el diente y es lo que provoca el aumento en la hipersensibilidad dental, algo que podremos remediar con un buen cepillado.  

Por este motivo los dentistas recomiendan que si el dolor causado por el frío va más allá de unos segundos, se acuda a su dentista para que le ofrezca un diagnóstico y le procure un tratamiento adecuado.

También las altas temperaturas son favorables para la proliferación de bacterias en nuestra boca, tales como: aftas bucales, boqueras, caries o gingivitis por no hablar de la sequedad bucal que puede derivar en una desagradable halitosis. Por este motivo hidratarse bien es una de las recomendaciones de los dentistas para reactivar el flujo de saliva por nuestra boca.

Pese a que un traumatismo también pude producirse en cualquier época del año, hay factores evidentes que hacen que en estos meses proliferen el número de percances relacionados con esta contingencia.  Las caídas, golpes o mellas que suceden en la parte bucal suelen terminar con un diente dañado o directamente partido. Ante este hecho es fundamental hablar con el dentista para que determine la gravedad del problema. Pero advierten y recomiendan que si guarda el fragmento del diente, es aconsejable conservarlo, antes de visitar al especialista, en suero salino, saliva, leche o agua. 

Evidentemente son muchos los factores que pueden determinar la higiene dental y en muchas situaciones es imposible disponer de un cepillo, pero no todo está perdido. En el documento, los dentistas de Baleares aconsejan llevar, en sustitución de un improbable cepillo, un colutorio o unos chicles como “posible alternativa en casos puntuales de olvido”.

Importante recordatorio para los más viajeros. Si se utilizan férulas dentales no las olvide en su/sus viajes. Si deja de usarlas durante un periodo prolongado de tiempo, cabe la posibilidad de que a su vuelta no encajen y dejan de ser efectivas.

Por último es importante añadir algunos consejos para que durante el verano, que todavía queda más de un mes, le sea más saludable a su boca. Evite el excesivo consumo de bebidas azucaradas y refrescos, sin embargo recuerdan que sustituirlos por zumos de frutas naturales (especialmente tomate y manzana), unido al consumo de dos litros de agua diarios, ayudan a tener una boca sana.

En nuestra clínica dental en Madrid controlamos si los excesos del verano se han visto reflejados en su dentadura o si por el contrario lo ha hecho con una brillante y sana sonrisa. 

Volver