NOTICIA

Tipos de mordidas dentales

Miercoles, 10 de Mayo del 2017

tipos de mordida

La mayoría de los pacientes que vienen a Dental Implanta en Madrid Centro por problemas en la mordida y con intención de recibir un tratamiento de ortodoncia, lo hacen, sobre todo, por cuestiones estéticas. Es evidente que una mala posición de los dientes tiene consecuencias en la imagen de la personas, no obstante, hay otros problemas bucodentales en los que la gente no repara y que son más graves. 

Teniendo una mala mordida, hay muchas más probabilidades de que se acumulen restos de comida en determinadas partes de la boca a las que no se accede con facilidad con las limpiezas habituales que realizamos a diario, lo que puede ocasionar caries, daños en el esmalte, periodontitis y otras dolencias. Además, una mordida incorrecta también puede derivar en problemas de audición, dolores de cabeza y cuello y cansancio y dolor al masticar. 

 

 

Tipos de mordidas dentales

Protrusión dental: Es lo que se conoce popularmente como “dientes de conejo”. Es consecuencia de una maloclusión tipo II. En este caso, los dientes inferiores están muy por detrás de los dientes frontales superiores. Esta mordida suele provocar simples problemas estéticos, pero en determinadas ocasiones puede derivar en deformaciones en la cara o incapacidad de cerrar los labios. Suele ser causado por una alineación incorrecta de los molares, un desequilibrio esquelético de la mandíbula superior e inferior o falta de dientes inferiores. Hábitos como chuparte el dedo pueden acuciar la situación. La ortodoncia en Madrid Centro es el tratamiento más efectivo en estos casos. 

 

 

Sobremordida: Consiste en una maloclusión en la que los dientes del maxilar superior se superponen demasiado a los del maxilar inferior, cubriéndolos casi por completo. Esta afección no suele notarse apenas a nivel estético, aunque en los casos más severos puede causar problemas a nivel funcional.

 

 

Submordida: Es una maloclusión de clase III. Ocurre exactamente lo contrario que con la sobremordida. Los dientes inferiores están superpuestos sobre los dientes superiores haciendo que la barbilla sobresalga de forma prominente. No suele ser frecuente, pero si se da el caso, el tratamiento óptimo para solucionar el problema es la ortodoncia. Solo en casos muy severos se recurriría a la cirugía ortognática.

 

 

 

Mordida abierta: Se da cuando los dientes de la arcada inferior y superior no llegan a unirse. Según la zona donde se produzca se clasifican en:

•    Mordida abierta anterior: no hay contacto entre incisivos.
•    Mordida abierta posterior: no hay contacto entre molares.
•    Mordida abierta completa: sólo hay contacto entre los últimos molares, y hay apertura anterior y posterior.

 

 

Mordida cerrada: Aunque no hay que quitarle importancia, es un tipo de maloclusión que consiste en el desgaste de los dientes como consecuencia del paso de los años. Si no se toman los cuidados necesarios, suele dar lugar a una boca desdentada. 

 

 

 

En la mayoría de los casos, los problemas ocasionados por los distintos tipos de mordidas dentales se solucionan con un tratamiento de ortodoncia en el cual Dental Implanta es especialista. Lo importante es ponerte en manos de profesionales para que hagan un estudio y valoren el tipo de mordida y los problemas que esta pueda causar. En Dental Implanta, la primera consulta es gratuita, así que no dudes en contactar con nosotros ante cualquiera de los casos que puedan presentarse. 

 

Volver