NOTICIA

Elige una clínica dental de confianza

Miercoles, 18 de Noviembre del 2015

clínica dental de confianza

Actualmente existen cientos de clínicas y la búsqueda es aún más complicada en ciudades grandes como Madrid. Este gran número de posibilidades nos permite comparar antes de decantarnos finalmente por una pero, por otra parte, va a generar las dudas lógicas de pensar si hemos escogido bien o no. Elegir una clínica dental de confianza es, por tanto, algo que no debemos dejar a la ligera.

Teniendo en cuenta que el 60% de los españoles tiene miedo al dentista, es fundamental que el profesional que nos está tratando no se limite únicamente a realizar su trabajo de forma mecánica. Siempre debemos buscar ese plus de empatía que nos permita estar cómodos y sin temor a vivir una mala experiencia en la clínica dental.

La cercanía y la empatía difícilmente la encontraremos en clínicas dentales que son franquicia, ya que en estos casos trabaja un gran número de profesionales y lo más habitual es que no siempre nos atienda el mismo dentista. Todo lo contrario ocurre en una clínica dental como Implanta Dental, donde nuestros pacientes tienen la total seguridad de que siempre serán atendidos por el mismo profesional, generando así una complicidad y una confianza que todas las personas agradecen. No hay que olvidar que el dentista es un profesional de la salud que, de elegirlo bien, se convertirá en alguien “para toda la vida” y alguien en quien confiaremos tanto para cuidar de nuestra salud bucodental como de la de nuestros familiares y amigos.

A la hora de elegir una clínica dental de confianza es muy importante también mirar por nuestro bolsillo. Los tratamientos dentales cuestan lo que cuestan y muchas clínicas dentales –especialmente las franquicias– prometen precios que no se corresponden con el precio final. En Implanta Dental, por el contrario, aseguramos a nuestros pacientes una transparencia absoluta en nuestros presupuestos.

 

También te puede interesar:

Las visitas al dentista se duplican en los últimos diez años.

Volver