NOTICIA

Pautas para una buena higiene bucal desde la infancia

Lunes, 26 de Octubre del 2015

higiene bucal niños

Un reciente estudio de la Fundación Dental Española muestra que siete de cada diez niños con hasta 12 años sufren o han sufrido caries en algún momento. Si, además, se tienen en cuenta otras enfermedades bucales, las cifras aumentan considerablemente. Se habla muchas veces de la importancia de los adultos de ir al dentista pero a la hora de hablar de la higiene bucal infantil, la información no es tan extensa. Entonces, ¿son realmente eficaces las campañas de información y prevención? En el caso de los más pequeños, es fundamental seguir unas pautas para una buena higiene bucal desde la infancia.

La supervisión y guía de los padres o tutores es fundamental en los primeros años de vida. Se ha de hacer entender al niño la necesidad de cepillar sus dientes 3 veces al día, después de cada comida.

Importante es también controlar el uso de la pasta de dientes. Usar demasiada pasta puede ser perjudicial para la salud de los más pequeños ya que al gustarles su sabor muchos se la tragan. Un exceso consumo de flúor puede dejar sus dientes más frágiles y quebradizos.

Pero el cuidado de la higiene bucal engloba otros muchos aspectos además del cepillado dental y comienza mucho antes de la infancia. En concreto, desde el nacimiento de los dientes de leche, que comienzan a aparecer en la boca del niño alrededor del sexto-séptimo mes. En esta etapa es fundamental cuidar adecuadamente la higiene dental de los más pequeños, ya que una boca sin caries en la infancia se relaciona con una boca sana en el adulto.

¿Y qué hacemos ante la aparición de caries? Cuando estas ya son visibles significa, en primer lugar, que hemos llegado tarde para un empaste superficial y tendremos que realizar tratamientos más profundos, que implican anestesia dental.

Además de enseñarles a realizar un correcto cepillado de sus dientes, resulta esencial acudir a la consulta de Odontología a partir de los tres o cuatro años de edad. El dentista hará una primera revisión de la boca del pequeño y servirá también para que se vaya familiarizando con el especialista e integrándolo en su vida cotidiana.

Y si hablamos de la frecuencia de visitas a dentista, lo recomendable es que los padres lleven a sus hijos cada seis meses, no solo para tratar problemas sino para, además, evitarlos cuando los más pequeños crezcan. No obstante, está comprobado que los niños españoles tienen una buena salud bucodental

En Implanta Dental sabemos lo importante que es que nuestros pequeños gocen de una correcta higiene dental. Por eso, ponemos a disposición de todos nuestros pacientes el servicio más completo de Odontopediatría en Madrid

Volver