NOTICIA

Los 8 peores alimentos para tus dientes

Jueves, 06 de Julio del 2017

citricos-perjudiciales-para-dientes

Dicen que eres lo que comes. Y en ningún sitio se puede reflejar mejor este dicho que en la salud de tus dientes. Esto se debe a que muchos alimentos y bebidas pueden causar placa, lo que daña seriamente los dientes. La placa es una película pegajosa llena de bacterias que contribuye a la enfermedad de las encías y la caries dental. Después de una comida azucarada, los azúcares hacen que las bacterias liberen ácidos que atacan el esmalte del diente. Cuando el esmalte se rompe, las cavidades pueden desarrollarse.
Las caries son la enfermedad crónica más común que enfrentan las personas de entre seis y 19 años, y en Dental Implanta, en Madrid Centro, tratamos un alto porcentaje de pacientes con estas dolencias. Causan complicaciones como dolor, problemas de masticación y abscesos dentales. Y si no te cepillas ni usas hilo dental, la placa se endurece y se convierte en sarro, que si se extiende por encima de las encías puede conducir a la gingivitis, una forma temprana de enfermedad de las encías, como ya te indicamos en el post  de Qué es la periodoncia y cuáles son las enfermedades principales.


¿Cómo puede evitar que la placa cause estragos en su boca? Además de cepillarte los dientes al menos dos veces al día y usar hilo dental y visitar a un dentista con regularidad, hay que tratar de evitar o limitar los alimentos que exponemos a continuación.

Caramelos ácidos

No es sorprendente decir que el abuso de caramelos es perjudicial para la salud bucal. Pero el caramelo ácido contiene más y diferentes tipos de ácidos que son aún más perjudiciales para los dientes. Además, muchos son masticables y se pegan a los dientes por un tiempo largo, por lo que son más propensos a causar daños. Si necesitas o tiene antojo de comer algo de dulce, prueba con una onza de chocolate, que se puede masticar rápidamente y lavar fácilmente.

Pan

Piénsatelo dos veces mientras caminas por el pasillo del pan del supermercado. Cuando masticas pan, tu saliva descompone los almidones en azúcar. Ahora, transformado en una sustancia pastosa, el pan se adhiere a las grietas entre los dientes. Y eso puede causar caries. Una alternativa a este alimento, es comer panes menos refinados como los de trigo integral. Estos contienen menos azúcares añadidos y no se descomponen tan fácilmente.

Alcohol

Todos sabemos que beber alcohol no es exactamente saludable. ¿Pero te has dado cuenta que cuando bebes alcohol, se te seca la boca? Una boca seca carece de saliva, que necesitamos para mantener nuestros dientes sanos. La saliva impide que los alimentos se peguen a los dientes y lava las partículas de alimentos. Incluso ayuda a reparar signos tempranos de caries, enfermedad de las encías y otras infecciones orales. Para ayudar a mantener la boca hidratada, bebe mucha agua y usa enjuagues de fluoruro y soluciones de hidratación oral.

Bebidas carbonatadas

Hay estudios que confirman que beber grandes cantidades de refresco carbonatado podría ser tan perjudicial para los dientes como el uso de algunas drogas duras. Las bebidas carbonatadas permiten que la placa produzca más ácido para atacar el esmalte de los dientes. Así que si tomas refresco durante todo el día, básicamente vas recubriendo tus dientes en ácido. Además se seca la boca, lo que significa que tiene menos saliva. Y por último, pero no menos importante, las sodas de color oscuro pueden decolorar o producir manchas en los dientes. Una nota: no debes cepillarte los dientes inmediatamente después de beber un refresco; esto podría acelerar el deterioro.

Hielo

Todo lo que contiene es agua, así que en un principio debería estar bien masticar hielo, ¿verdad? Pues no es así. Según la Asociación Dental Americana, masticar una sustancia dura puede dañar el esmalte y hacerle susceptible a emergencias dentales tales como los dientes astillados, agrietados o rotos y coronas sueltas. Puede usar el hielo para refrigerar las bebidas, pero no lo mastiques. 

Cítricos

Las naranjas, pomelos y limones son sabrosos como frutas y exquisitos para hacer zumos. Además, están llenos de vitamina C. Pero su contenido de ácido puede erosionar el esmalte, haciendo los dientes más vulnerables a la descomposición. Incluso exprimir un limón o lima en el agua añade ácido a una bebida. Además, el ácido de los cítricos puede ser molesto para las úlceras en la boca. Si quieres obtener una dosis de sus antioxidantes y vitaminas, los puedes comer y beber con moderación y enjuagar con agua después.

Patatas chips

¿Sientes ese crujido de la patata en tu boca? Es un placer, ¿verdad? Pues, por desgracia, están cargadas de almidón, que se convierte en azúcar que puede quedar atrapado entre los dientes y alimentar a las bacterias de la placa. Puesto que rara vez tomamos solo una, la producción de ácido perdura y dura un tiempo. Es fundamental que después de haber comido una bolsa de estos snacks, uses el hilo dental para eliminar las partículas atrapadas.

Frutos secos

Un puñado de frutos secos es saludable y hasta lo recomiendan en numerosas dietas. Pero algunos de ellos como los albaricoques, las ciruelas pasas, los higos y pasas son pegajosos y difíciles de masticar, por lo que se quedan atascados y se aferran a los dientes dejando mucho azúcar. Si te gusta comer frutos secos, enjuagate la boca con agua y cepíllate los dientes o usa el hilo dental después. 

Volver