Cerramos nuestra clínica del 1 al 25 de agosto. Pide tu cita gratis aquí.

NOTICIA

Consejos para el cuidado de los dientes en verano

Llega el verano y, sin saber muy bien por qué, muchos nos relajamos con la higiene y cuidado de nuestra boca y dientes.

Además, otros factores como el calor, las bebidas frías, los helados y granizados, el aire acondicionado… pueden afectar negativamente a nuestra salud bucal. para muchas personas, los dientes se vuelven más sensibles en esta época del año, precisamente porque la ingesta de estos alimentos y bebidas propias de la época estival llegan en ocasiones hasta el nervio de los dientes, provocando molestias y dolor agudo en muchos casos, que desaparece en cuanto dejamos de ingerir dichos alimentos y bebidas frías.

¿Qué podemos hacer entonces para que esta hipersensibilidad de los dientes y encías no nos afecte tanto y podamos disfrutar plenamente del verano? Aquí tienes algunos consejos:

– Descartar cítricos y ácidos. Es un buen consejo eliminar temporalmente tanto frutas cítricas como zumos y otras bebidas ácidas, que agravan el problema de la hipersensibilidad en los dientes.

– Usar el dentífrico adecuado. No todos son iguales. Tu especialista o tu farmacéutico en su caso podrán orientarte a la hora de elegir un dentífrico especialmente indicado para dientes y encías sensibles.

– Mantener las caries a raya. El verano suele producir un desajuste en nuestra hidratación. Producimos menos saliva, y esto hace que aumente la probabilidad de aparición de bacterias en nuestra boca. Además, tendemos a ingerir más bebidas azucaradas y carbonatadas, lo que supone también un problema a la hora de evitar las caries. Lo mejor para mantenerlas a raya en verano, ¡no olvidar la higiene de nuestra boca!

– Una correcta higiene dental. ¿Cómo hacerlo? Además de con el dentífrico adecuado, con un cepillado correcto y profundo, que pasa por: cepillarse los dientes tras cada comida, durante al menos 2 minutos, utilizando poco dentífrico (como un guisante, aproximadamente) y moviendo el cepillo desde la encía al diente, para no llevar la placa bacteriana por encima de las encías. Hay que tener en cuenta que, si ingerimos alimentos muy ácidos, es conveniente esperar un tiempo (una media hora aproximadamente) para realizar el cepillado, ya que tenemos que esperar a que el diente recupere su ph.

Éstos son nuestros consejos para cuidar tus dientes en verano, y que ni el calor ni los cambios típicos en los hábitos y en la alimentación de esta época, perjudiquen tu salud bucal. Además, una limpieza dental tras las vacaciones será una estupenda forma de asegurarnos de que nuestra boca y dientes no han sufrido daños importantes.

Y, si tienes cualquier duda o consulta, no dejes de contactar con nuestra clínica.

¡Feliz verano!

Volver