Cerramos nuestra clínica del 1 al 25 de agosto. Pide tu cita gratis aquí.

NOTICIA

Salud bucal de los niños: hábitos y alimentos

Nunca le damos suficiente importancia a este tema y siempre esperamos el último momento para que el dentista solucione el problema. ¡Error! es mucho mejor prevenir que currar los problemas. Y para eso, es importante conocer todos aquellos hábitos que pueden perjudicar la salud bucal de los niños.

Aunque cuando los niños son muy pequeños es fácil ocuparse de su salud dental ya que la leche no puede provocar ningún tipo de daño, muchas veces surgen preguntas como ¿Cuándo hay que empezar a limpiar su boquita? ¿Podría el hecho de chuparse el dedo perjudicarle en el futuro? ¿Qué sucede si se duerme con el biberón?, que nos llaman la atenciónHay que entenderlas muy bien mientras los niños son pequeños, porque alguno de los problemas creados en los primeros años de su edad, puede convertirse en un tema serio después cuando serán más adultos y empezarán a consumir otros alimentos. Por otro lado, tanto los alimentos como los hábitos de los niños pueden perjudicar la salud bucal.  Hoy hablaremos sobre los 9 hábitos que perjudican la salud bucal de los niños

  1. Para prevenir la caries provocada a través del biberón, no hay que mojar el chupete del bebé en azúcar o líquidos azucarados. Esto puede perjudicar los dientes de leche.
  1. No hay que permitir a los bebes que se duerman con el biberón en la boca. El azúcar de la leche u otros líquidos azucarados, permanecen en la boca durante muchas horas, donde se mezclan con las bacterias y los gérmenes, que puede causar desgaste temprano de sus dientes de leche.
     
  2. Chuparse el dedo a lo largo de la infancia afecta a la posición de los dientespermanentes, al desarrollo de los huesos maxilaresy provoca mala oclusión.
     
  3. Si un niño abusa del chupete durante su infancia corre el riesgo de perjudicar la posición de sus dientes o provocar malformación entre otras cosas. Por eso hay que quitarle el chupete cuando tendrá suficiente años para ello.
     
  4. Los primeros dientes y las encías requieren una limpieza muy buena. No es necesario esperar hasta que salgan todos los dientes de leche para empezar a limpiarlos. Es más que suficiente frotarles la encía y los dientes con una gasa húmeda, especialmente si va a pasar muchas horas durmiendo después de alimentarse. Además de esta forma los niños cogen la costumbre de mantener la higiene dental.
     
  5. Cuando los niños ya tienen todos los dientes de leche, hay que acostumbrarles que los cepillen al menos tres veces al día para eliminar los restos de comida y prevenir la caries. El lavado antes de irse a la cama es el más importante. Es recomendable que los padres les ayuden lavar los dientes hasta los 7 años para prevenir los posibles daños.
     
  6. La elección de la pasta dental es igual de importante que el cepillo dentale. Si los niños utilizan pasta dental con flúor se puede prevenir la aparición de caries, pero es necesario utilizarlo dentro de unos límites de seguridad, para no provocar fluorosis. Por ello, la Asociación Española de Pediatría recomienda que los niños utilicen una pasta dentífrica infantil, específica para niños hasta su 6º año, ya que contienen flúor en menor cantidad.
     
  7. Los zumos envasados, refrescos u otros líquidos azucarados son uno de los principales motivos para la aparición de la caries. Los dientes de leche son muy débiles y la caries puede provocar problemas derivados como caída de piezas dentales, rotura, dolor, etc.
     
  8. El consumo de las golosinas y dulces conlleva más problemas dentales en la infancia. Estos alimentos se deberían comer periódico para que los niños no sufran algunos problemas bucales o sobrepeso.

Pero, tener todos estos hábitos y alimentos controlados no significa que hay que evitar las revisiones dentales, al menos 2 veces al año.

Volver